ALBERGUE Y ESCUELA DE MONTAÑA EN PEÑALARA

Situación
Peñalara, Sierra de Guadarrama, Madrid
Estado
Concurso privado
Año
2014
Superficie
25.000 m2

La intención de la propuesta es crear un espacio a medio camino entre el exterior y el interior, que se funda con el paisaje donde se enclava, respetándolo y haciéndose partícipe de él.

Su forma, por tanto será orgánica, adaptándose a la topografía y vegetación del entorno donde se enclava.

La vegetación existente se respeta condicionando, por tanto, la morfología que se proyecta, y convirtiéndose al mismo tiempo en parte del edificio.

La ubicación ha de ser accesible pero al mismo tiempo generar una cierta intimidad por lo que se ha de emplazar junto a la gran arboleda existente en el puerto de Cotos donde arrancan las rutas hacia las cumbres más altas de la montaña.

El espacio que concentrará en una única pieza la escuela de montaña y el albergue de Peñalara, ha de convertirse en un espacio ambivalente que simbolice el lazo íntimo que une interior y exterior y al mismo tiempo, al hombre con su medio, al igual que el concepto de la engawa japonesa de la que adquiere su esencia.

La propuesta orgánica se conforma con una solera de hormigón que se adapta a la pendiente del terreno, una vez suavizada ligeramente la topografía original sobre la que se elevan los pilares estructurales de cartón de diferentes diámetros.

Estos pilares, a su vez, sostienen la carga de la cubierta, una losa armada de forma orgánica que permite el paso de la vegetación a través de perforaciones puntuales y que se adapta a la arboleda existente permitiendo su crecimiento.

Los distintos usos del programa de albergue y escuela de montaña, se alojan en cápsulas independientes de policarbonato con estructura autoportante, bajo una misma cubierta.

Para hacer más confortable las estancias, algunos usos se encapsulan a su vez en estancias con vidrios curvos que permitan conservar una temperatura homogénea y a salvo de la intemperie. De esta forma el programa permite un libre tránsito desde el interior al exterior y viceversa.

El rocódromo se aloja en la cumbre de Peñalara junto al programa de observatorio y C.A.R por ser más apropiado para esta actividad.